Long time not to see you.

¡Hey! ¡Cuánto tiempo! ¿Todo bien? ¿Qué tal tu familia? ¿Y el trabajo? ¿Sigues con tu novio? 

La verdad es que después de dos años sin escribir una se oxida un “poco”. Voy a ser sincera, joder: SE OXIDA BASTANTE.


En estos dos años sin escribir podría considerar que me han pasado bastantes cosas. Bastantes cambios MUY gordos y lo digo de verdad; no es coña. Lo digo sin el buenrrollismo típico facilón que tanto de moda está últimamente. Coaching le dicen algunos, Mr.Wonderful otros… Ese buen rollo que todo lo mata como mata el pesticida un campo, como Atila el Huno con su caballo o si no tienes pesticida ni Atila que valga: el cuñao en tus contactos que farda de lo fabulosa que es su vida. O el anuncio de estrella Damm de cada verano, en el que te ponen el listón de la perspectiva de tu verano altísima.

Sino, como lo que realmente es. Cambios más agrios que dulces (y eso que la salsa agridulce me flipa mil) y que por suerte, si lo tenemos que decir de alguna manera, me han hecho madurar un poco bastante más. Y oye a la vez ganar más libertad. Y saber lo que es trabajar.

¡Qué guay! ¡Enhorabuena! ¡por fin conseguiste trabajo de lo tuyo!

Ehm…

grumpy-cat.jpg

NOPE

Irónica y felizmente estuve trabajando en Primark Mallorca durante cinco meses, los cinco meses que duró mi contrato y que (quitando algunas cosas que… ushhh, me escuecen) lo disfruté bastante bien. Cinco meses que aunque ahora no trabaje, pues al menos han servido para que me hagan entrevistas y no sean reacios a recibirme.

¡YA ES ALGO COÑO! ¡Pero no trabajas muerta de hambre!

También hace dos años hablaba de que me iba a sacar el permiso de conducir. Que me lo saqué, apoquinando casi unos 2000€ en total. Pero a la primera, cuando mi profesor no apostaba ni de coña que me lo sacaba a la primera.
Y bueno, eso conllevó que mi primer mes se le rompiera al coche en medio de la carretera a las dos de la mañana de la noche de San Juan la caja de cambios. En medio de una carretera secundaria. En medio del campo y de la nada. Noche cerrada… Fabuloso. Priceless.

También lo metí por una calle estrecha y casi le arranco media carrocería, por que me quedé… bueno…

ATASCADA.

¿Pensaste en irte marcha atrás?

No. Entré en pánico y pisé acelerador. Esa hazaña sigue en el lateral izquierdo del coche. Ahora ya parece un coche de gitanos jaja…jajajaja…

Pero la caída fue hace seis/siete meses atrás. Perdí a mi padre en Enero, la muerte al menos fue benévola con él y le sorprendió en los brazos de Morfeo. No sabéis lo duro y difícil que es perder a un familiar tan, tan próximo. Y sorprende como los que creías gente lejana es más próxima que aquellos cuales creías próximos.
Jamás voy a olvidar ese día, ni jamás olvidaré los momentos previos a esa llamada nocturna.

Desde entonces, todo se me ha ido haciendo cuesta arriba. Pero espero que con el blog como terapia vuelva poder enviar a la gente al quinto coño de forma alegre y no sonriendo amargamente.

¡Venga ya, deja de dar penas por las redes y saca provecho! ¡A nadie le importan tus penas!

 

 

Anuncios

Una respuesta a “Long time not to see you.

  1. Holas! Te entiendo tanto en lo del abandono del blog… yo debo hacer 2 años y medio que no publico… también por vueltas de la vida…
    Que difícil perder a tu papá de repente, el mío tiene 83 años… así que en cualquier momento puede pasar… espero puedas superarlo y estar mejor pronto. Y espero tus posts que son muy entretenidos!

    Me gusta

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s